Moldes, Troqueles y Matrices

Publicado el

Los moldes y troqueles son fundamentales en los procesos de fabricación del calzado. Como también son fundamentales las matrices para la fabricación de piezas en serie de chapa metálica.

Comenzamos con los moldes, utilizados para la la creación de suelas de calzado. Para ello se rellena el interior de los moldes con caucho crudo que posteriormente se cuece obteniendo así la forma y características deseadas. En este tipo de proceso se utiliza un “positivo y negativo”, o lo que es lo mismo una parte “macho” y otra “hembra” para crear la presión necesaria y poder conseguir el producto deseado. También se puede aplicar en el molde material plástico líquido que al solidificarse forma una única pieza, la suela del zapato.

Los troqueles para calzado son instrumentos o útiles con con un perfil afilado, se coloca el troquel encima del material que se quiere troquelar y con la ayuda de una troqueladora que es la encargada de ejercer fuerza sobre el troquel se realiza un corte preciso por presión. El diseño de troqueles debe de ser minucioso, debe de ser fabricado con precisión y poseer un buen acabado.

Por otra parte para realizar cortes y fabricar piezas en serie de chapa metálica, se utilizan las matrices. El corte realizado para cortar metal es diferente al que se lleva a cabo en el troquelado de material textil o sintético. En este caso se utilizan dos partes, en la parte superior de la troqueladora donde se encuentra el punzón, es donde se encuentra ahora el troquel, mientras que en la parte inferior o mesa de trabajo se ubica la matriz. La lámina metálica se coloca entre ambas partes y cuando el punzón baja con el troquel y ejerce presión sobre la matriz realiza un corte por cizallamiento, pero no por presión como en el caso anterior. De esta manera se consiguen cortar piezas de metal sin arranque de viruta.

Las matrices también se utilizan en la fabricación de piezas de papel y cartón. El proceso es similar al troquelado de metal pero mas sencillo, se coloca la matriz sobre una mesa de trabajo o parte inferior de una troqueladora, el material se coloca encima y con un objeto plano se golpea sobre el papel o carton realizando así el corte por presión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *